#12M12L12F / FEBRERO

Tarde pero seguro,  aquí  FEBRERO. Es impresionante todo lo que sucede alrededor de un proyecto donde tantas situaciones se tienen que dar. Cuando uno se quiere atener a un timing y las circunstancias hacen que la idea elegida no se pueda concretar en tiempo y forma es donde decidimos si  es mejor  esperar  o mutar de idea, todo dependera de la fuerza que ésta tenga . Yo decidí esperar. Otra situación que me asombra y enorgullece es ver como este proyecto pasó a ser parte de muchas personas que, desde la recomendación de un libro o con la lectura del  blog, lo sienten como propio y ni hablar de mi familia que participa activamente del mismo como asistentes, modelos o, lo más importante,  curadores.

Dulce y amarga a la vez , escrita  desde la inocencia de un niño, MI PLANTA NARANJA LIMA  pone de manifiesto la cruda realidad de la ignorancia sentimental de los adultos. Narra la historia de un niño de 6 años que veía un mundo fantástico y, debido a los malos tratos de su entorno y la falta de comprensión , termino viendo un mundo de terror.

No quiero caer en el discurso político-social de la violencia infantil porque desde ese ángulo las reflexiones que hacemos son globales y por lo general nunca nos terminamos haciendo cargo cayendo la responsabilidad siempre en un ente abstracto o simplemente la culpa siempre es de otro. No, no quiero eso, quiero reflexionar desde el adentro. Cuando vemos que alguna persona es violenta con los niños siempre lo sentimos como un agravio que se manifiesta  fuera de nuestro ámbito, ¿pero nunca observamos  si nosotros mismos  lo somos  o lo fuimos alguna vez? ¿Acaso no es violencia cuando les gritamos porque se portaron “mal”? ¿acaso no es violencia cuando los dejamos solos horas frente a la tele o la play para poder así tener un  tiempo de descanso? ¿no es violencia cuando los obligamos a ser algo que no son? ¿no es violencia que tengan que hacer un bolsito para cambiar de casa seguido? ¿no es violencia que discutamos frente a ellos? ¿No  es violencia cuando les imponemos nuestras creencias y no les damos el lugar a la reflexión y que decidan  por ellos mismos? ¿no es violencia cuando nos quieren contar algo y les decimos ahora no que estoy cansado?

En la sesión de fotos a mi sobrino, quien se presto como modelo, para ponerlo en situación le comenté que muchos niños no tenían las mismas posibilidades que tiene él de tener ambos padres que viven juntos y una familia grande que le da amor ,  que  hasta a veces también a esos niños los maltratan por eso con las imágenes  lo que quería transmitirle a la gente es que no haya más violencia para con los niños , que un niño es un ángel a quien hay que respetarle su tiempo . Y asi fluyo una breve sesión en la cual explayo sus atributos actorales heredados. Al finalizar cuando le preguntaron de que se había tratado dijo algo como  que hay que cuidar y dar amor a los niños POBRES, y me llamo la atención porque nunca la palabra POBRE surgió en nuestra conversación. Inmediatamente mi sobrino asoció POBREZA y la verdad tiene razón… maltratar a un niño nos habla de POBREZA humana, POBREZA  de cariño, POBREZA de oportunidades, POBREZA de autoestima, POBREZA  de crecimiento, POBREZA de entendimiento , en resumen …POBREZA DE HUMANIDAD.

Un niño es un lienzo en blanco donde va tomando forma con cada pincelada hecha por todos los personajes que pasen por  su vida…. padres, familia, maestros, amigos, etc, cuanto más armónicas sean mejor la obra final y es así como podremos construir un mundo mejor.

Cuidemos a nuestros niños, comencemos tan solo por escucharlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s