Lovely Arkansas III

Hacia el oeste de Arkansas nos encontramos con Mena, un bello pueblo en las montañas que mantiene sus tradiciones. Pasear por él es como entrar en el tiempo, todo perfectamente conservado. Lo mejor que tiene es su gente y la vida en la naturaleza. En su extensión se encuentra el OUACHITA NATIONAL FOREST, un parque que solía estar habitado por los indios OUACHITA y donde se pueden avistar distintas especies animales y tupidos bosques . Si te falta algún elemento lo más seguro es que encuentres todo en Altmans, desde ropa adecuada, armas y, si tu idea es pasar el Día de acción de gracias , te podes comprar tu propio pavo para rellenar. En la cima de las montañas se puede acampar en el Queen Wilhelmina State Park, a sabiendas que quizás te encuentres con algunos osos ávidos de comida. Podes disfrutar en familia de un paseo en mini tren, observar ardillas y como así también un placentero amanecer.

Al centro de Arkansas podes visitar Hot Springs, lugar que forjo los inicios politicos de Bill Clinton en su adolescencia. A diferencia de Mena, Hot Springs es un pueblo más turístico . Aquí se encuentran aguas termales y grandes hoteles spa que han sido renovados. Esas casas de baño originariamente de fines de los años 1800 eran lugar de encuentro de familias adineradas que querían gozar de un tiempo de descanso y recuperación física, a mediados de los 1900 sirvió como centro de recuperación de los soldados provenientes de la segunda guerra mundial. Uno de sus famosos huéspedes solía ser Al Capone; en la entrada del hotel al cual él iba a descansar erigieron una estatua que anecdóticamente este año fue “secuestrada” por dos individuos un poco alcoholizados y en su huida lo dejaron caer provocando una gran indignación de los locales al verlo romper pero al día siguiente los malhechores pagaron los gastos de la restauración, lo único que ahora Al Capone en vez de su impoluto traje blanco usa traje negro y esta esposado a su asiento para que no vuelva a suceder semejante hazaña. Sorprendentemente caminando por su calle principal te encontrás con un resto argentino cuyo dueño, Pablo Esner, un ex tenista profesional, se enamoró del lugar y junto a su mujer decidieron abrir THE ARGENTINIAN BAR (si pasas no te pierdas sus empanadas con una bien fría IPA), y… sí, siempre hay un argentino. Ah, y cuidado con los deseos que le pidas a ZOLTAR (de la famosa película QUISIERA SER GRANDE) …yo le pedi VIAJAR MÁS 🙂

2 respuestas a “Lovely Arkansas III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s